La dieta para la memoria y la concentración debe basarse en productos ricos en grandes cantidades de vitaminas y minerales. Gracias a esto, los neurotransmisores podrán enviar señales a nuestro cerebro más rápido. Sin embargo, para que la mente funcione igual de bien, es necesario proporcionarle la cantidad correcta de energía. Por supuesto, la mejor fuente serán los carbohidratos complejos presentes, entre otros, en papas, frijoles o maíz. Sin embargo, una dieta para mejorar la memoria y la concentración debe de ser más complejo, y a continuación abordamos más a profundidad este tema:

Dieta para la memoria y la concentración

Para apoyar el sistema nervioso mediante la dieta, debe comer las comidas en la cantidad correcta (4-5) y a intervalos regulares. Gracias a esto, proporcionaremos a nuestro cuerpo la dosis óptima de nutrientes. Una dieta para la memoria y la concentración se debe basar principalmente productos como:

  • pan integral
  • chocolate
  • carne
  • huevos
  • verduras
  • pescados

1. Pan

Cada dieta debe contener al menos 2 rebanadas de pan, así como una pequeña cantidad de cereal, pasta, muesli o papas. Estos productos son una rica fuente de carbohidratos que proporcionan energía limpia para el cuerpo. Si su nivel disminuye, entonces trabajamos a una velocidad más lenta, es más difícil concentrarse y nos da sueño.

Los productos de cereales y las papas son una fuente de carbohidratos complejos (almidón). Este compuesto se digiere mucho más lentamente y, por lo tanto, aumenta lentamente los niveles de azúcar en sangre en lugar de azúcares simples.

2. Chocolate

Contrariamente a lo que parece, el chocolate también es un elemento deseable de una dieta para mejorar el cerebro. Se recomienda consumirlo especialmente si está esperando una reunión o examen importante. Es un gran impulso de energía para el cuerpo. Todo porque los carbohidratos presentes en el chocolate son azúcares simples que el cuerpo digiere inmediatamente. Por lo tanto, la merienda en forma de 2 cubos de chocolate aumenta rápidamente el nivel de glucosa en la sangre y obtenemos una cantidad adicional de energía.

Sin embargo, vale la pena optar por el chocolate negro, en el que el contenido de cacao es superior al 70%. Este chocolate también es una fuente de magnesio, que afecta positivamente el sistema muscular. Comer este tipo de golosinas también tiene otros beneficios. Gracias a los antioxidantes, ralentiza el envejecimiento de la piel, mejora el estado de ánimo, alivia el estrés y la depresión.

3. Carne

150 g de carne y rodajas de salchicha (2-3) diariamente tienen un efecto positivo en el sistema nervioso. Estos productos son una fuente de vitaminas B que condicionan los procesos de memoria. Su deficiencia contribuye al insomnio , problemas de concentración y deterioro de la memoria.

4 Huevos

Los huevos no pueden faltar en una dieta para mejorar el cerebro. La yema de huevo tiene en su composición lecitina, que pertenece a los fosfolípidos (el componente básico de las membranas celulares) que se encuentran en cada célula de nuestro cuerpo. Sus funciones principales incluyen apoyar el trabajo del sistema nervioso. Además, la lecitina mejora directamente la memoria y también aumenta el intercambio de información en el cerebro.

5. Verduras

Las verduras pueden ser una adición a cualquier comida: desayuno, almuerzo o cena. Este es un elemento muy importante del menú diario debido a la riqueza de vitaminas y minerales. Su composición incluye, entre otros: betacaroteno, ácido fólico y antioxidantes en forma de flavonoides y antocianinas. Estos compuestos protegen las células de nuestro cuerpo contra la degeneración, retrasando enfermedades que incluyen enfermedades del sistema nervioso como la demencia, la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson.

6. Pescado

En el menú diario, también vale la pena recordar sobre el pescado, que es la mejor fuente de grasas omega-3 insaturadas. Estos compuestos son uno de los componentes básicos del cerebro y la membrana celular neuronal. También son un componente importante de los neurotransmisores, es decir, sustancias que transportan impulsos nerviosos.

¿Qué evitar en una dieta de memoria?

En una dieta que mejora el trabajo del sistema nervioso, es importante tener cuidado con algunos productos. Éstas incluyen:

Alimentos de tipo comida rápida: los alimentos altamente procesados contienen grandes cantidades de azúcar, sal y grasas saturadas, a su vez tienen una cantidad insignificante de vitaminas y minerales.

Así mismo, el consumo de alcohol causa trastornos del hipocampo (parte del cerebro que determina la memoria y la concentración).