El período de embarazo es bastante delicado, y las futuras madres deben prestar atención a una serie de cosas, si quieren dar a luz a un bebé perfectamente sano. La medicación durante este período debe hacerse solo por recomendación del médico y esto se debe a que cualquier píldora tomada puede tener un efecto negativo en el desarrollo del niño.

Los resfriados y las dolencias menores no pasan por alto a las mujeres cuando están embarazadas, y a menudo se ponen en condiciones de dejar que la enfermedad desaparezca por sí sola. Los médicos han estado estudiando el problema de los antibióticos tomados durante el embarazo y han descubierto que pueden convertirse en un peligro real para el bebé.

¿Qué riesgo corre la futura madre si toma antibióticos durante el embarazo?

Tomados durante el embarazo, los antibióticos pueden tener varios efectos negativos. Las madres que toman tales píldoras corren el riesgo de dar a luz a niños con diversas malformaciones. Además, el riesgo de dar a luz prematuramente o tener un bebé que pese muy por debajo de los límites normales es muy alto. Incluso si los científicos no están de acuerdo con esta hipótesis, las pruebas de laboratorio han demostrado que solo se pueden tomar cierto número de antibióticos durante el embarazo sin riesgo para el bebé.

Las infecciones pulmonares y del tracto urinario son afecciones que las mujeres embarazadas a menudo enfrentan, y los médicos creen que su tratamiento es muy importante, pero se debe elegir un tratamiento que no presente un alto riesgo para el niño.

Para ello, lo más seguro, tanto para la salud del bebé como de la mamá, es consultar esta y otras dudas relacionadas con un médico especialista. Y jamás debemos de automedicarnos; ya que podría ser altamente perjudicial.