no comments

Hierbas medicinales que pueden aliviar infecciones y dolencias 

Hierbas medicinales que pueden aliviar infecciones y dolencias 

 

Tomillo, cebolla, ajo, manzanilla, orégano. Éstas son sólo algunas de las hierbas que, ya sea en forma de inhalaciones, apósitos, gotas o infusiones, pueden utilizarse para curar numerosos dolores y patologías leves, principalmente molestias en las vías respiratorias, la piel, el estómago, los intestinos y las vías urinarias.

 

El estudio del uso de las plantas como medicamentos naturales es conocido como fitoterapia. Su surgimiento y desarrollo se remonta a las culturas clásicas europeas, la Mesopotamia, la India, los países del Golfo Pérsico y China: se cree que la obra científica más antigua sobre las hierbas medicinales y sus efectos es el libro del emperador chino Shen-Nung, de 2700 a.C.

 

A la hora de obtener una hierba medicinal, puede utilizarse toda la planta o sólo una parte de ella: su raíz, el tallo, las hojas, las flores, los frutos o la semilla. Actualmente, las hierbas secas pueden consumirse como infusiones o decocciones (bebidas frías), pomadas, píldoras, lociones o aceites esenciales. Estos últimos son potentes concentrados de los elementos activos de la planta, cuyo uso inadecuado, sin la supervisión de un especialista -inclusive en pequeñas cantidades-, puede acarrear diversos efectos secundarios.

 

Aceites esenciales

 

En fitoterapia, los aceites esenciales son los componentes antibióticos más conocidos. Se consideran la esencia de la planta porque surgen directamente como resultado de su metabolismo interno: sus funciones son la protección, la atracción de insectos, la reducción de la pérdida de la humedad y la protección ante parásitos.

 

Obtenidos a través de destilación o presión en frío (exprimir sin calentar), los aceites pueden combinarse entre sí para lograr un efecto más potente y beneficioso. Algunas plantas de las que se extraen aceites esenciales son la menta, el eucalipto y el clavo de olor: el aceite de eucalipto se emplea para inhalaciones en casos de resfríos, el clavo alivia el dolor de muelas y la esencia de menta calma las molestias digestivas.

 

Además de sus cualidades curativas, estas plantas tienen la característica de poder influir en los sentimientos y estados de ánimo del individuo; son muy utilizados en aromaterapia porque su fragancia contribuye a una curación más rápida y también en cosmética para la fabricación de perfumes.

 

Las plantas y sus aplicaciones

 

Entre las múltiples especies de plantas que poseen efectos medicinales, algunas de las más importantes y más utilizadas son:

Ajedrea 

 

Se aplica para molestias de la zona del estómago y los intestinos. Combate los calambres y abre el apetito. Es un potente antiséptico, afrodisíaco, estimulante general y mental. En la cocina, es muy apreciada por su aroma y sus propiedades que facilitan la digestión.

Clavo de olor

 

Crece en Madagascar, Malasia y Filipinas. Se usa la esencia de su flor seca, hojas y corteza. Su aplicación más conocida es como antiséptico en odontología pero, por sus propiedades antiinflamatorias, también se utiliza para el reuma. Mejora la digestión y previene las náuseas y el ardor de estómago.

Ajo

 

Utilizado para la preparación de alimentos, como remedio medicinal y como esencia, es uno de los antibióticos naturales más conocidos y uno de los más efectivos.

Tonificante y estimulante general, baja la presión arterial, es diurético, mejora la circulación, fortalece el estómago y la digestión. Además, está especialmente indicado para prevenir epidemias de gripe.

 

Cebolla

 

Es diurética, expectorante, antialérgica y combate las infecciones. Ayuda a reducir la presión arterial. Es útil en casos de bronquitis, asma y molestias en el aparato digestivo, riñones y vejiga.

Lavanda

 

Antiséptica, antiespasmódica y analgésica, tiene propiedades relajantes para casos de angustia, insomnio y alteraciones nerviosas. Además, es diurética, digestiva, cicatrizante y desinfectante. Alivia inflamaciones de la piel, quemaduras, acné y soriasis.

Limón

 

Se utilizan el fruto y su piel porque contienen propiedades bactericidas y antisépticas. Su jugo recién exprimido es diurético, refresca, baja la fiebre, mejora la presión arterial, fortalece el sistema nervioso y el corazón. Y también combate el reumatismo y la esclerosis.

Tomillo

 

Es uno de los remedios naturales más utilizados como antiséptico para combatir bacterias y toxinas. Tonificante y fortificante general, estimula el apetito y ayuda a la digestión, combate resfríos, tos y otras dolencias de las vías respiratorias.

Manzanilla

 

A causa de sus suaves efectos, la manzanilla puede ser consumida por niños. Es un antiinflamatorio, antibacteriano, calmante y antialérgico que sirve para aliviar inflamaciones en el estómago, intestinos, vómitos o gastritis. Alivia las convulsiones estomacales y la indigestión.

Salvia

 

Es uno de los mejores remedios naturales para combatir irritaciones en la boca y faringe, aftas y úlceras. Además, frotando la piel con hojas trituradas sirve para aliviar molestias por picaduras de insectos y limpiar heridas.

Eucalipto

 

Tiene efectos sobre los pulmones, es desinfectante, inhibe la formación de mucosidad, facilita la expectoración y suaviza la tos y la bronquitis. Es muy adecuado para la gripe, anginas, resfríos y también enfermedades infecciosas como el sarampión y la escarlatina.

 

Otras plantas

Entre las plantas más utilizadas, también se encuentran el orégano, caléndula, comino, jengibre, rábano, hojas de hiedra y romero. Es importante tener en cuenta que el tratamiento con hierbas medicinales puede no tener resultados tan instantáneos (como tal vez lo tenga el consumo de medicamentos sintéticos) sin embargo, los beneficios surgen con seguridad en el largo plazo.

Reply