no comments

No llegue al orgasmo

¿Por qué no llego al orgasmo durante el sexo?

Muchas de nosotras crecemos pensando que el sexo va a ser una de esas explosiones de placer, sudor y momentos sin aliento.

Así que cuando llega el momento y nos damos cuenta de que alcanzar todo eso es más difícil de lo que nos han contado y nos hemos imaginado, es normal sentirse un poco engañada.

Las estadísticas varían, pero un estudio ha concluido que mientras el 95% de los hombres llegan al orgasmo, solo un 57% de las mujeres lo consigue.

¿Por qué pasa esto? ¿Por qué ese abismo entre unos y otros? Hemos investigado a fondo para poder descubrir algunas de las razones por las que no estás llegando donde tienes que llegar (y él sí).

 

 

El clítoris necesita marcha

Datos que SÍ O SÍ debes saber sobre tu clítorisCon alrededor de 8 000 terminaciones nerviosas, el clítoris es la parte más erógena del cuerpo de una mujer. Se reconoce por su forma de botón, y está ubicado por encima de las aberturas de la vagina y la uretra, extendiéndose por debajo de los labios mayores.

Los expertos señalan que la mayoría de las mujeres necesitan estimular el clítoris de alguna forma para poder llegar al orgasmo, y precisamente alrededor de un 38% de mujeres no lo consiguen por la falta de estimulación clitorial.

Para lograrlo basta con usar la mano o un masajeador personal. Así tu pareja y tú podréis darle a este botón mágico la atención que se merece.

 

El punto G es, para muchas personas, un mito. Otras mujeres, sin embargo, aseguran haberlo encontrado. Pero ¿existe realmente? «La mejor manera de encontrar el punto G es a través de la vagina, aunque no esté dentro de la misma. Se sitúa contra la pared vaginal, a unos 5-8 centímetros de su entrada, concretamente en la pared frontal (la más cercana al ombligo)», según explica Valérie Tasso, sexóloga y embajadora en España de LELO, marca de juguetes eróticos. La experta añade que no se trata de un punto exacto como tal, sino que es un área fácil de reconocer y estimular por tener una superficie más «rugosa» que el resto de la vagina.

Así, según afirma, el punto G no es más que la raíz del clítoris. «Está fuera de la vagina, pero se estimula a través de la misma, ya que la toca. Durante años, se ha dado protagonismo único a la penetración y se ha dejado de lado la figura del clítoris, un órgano cuyo único objetivo es dar placer a las mujeres. De ahí que muchas personas desconozcan que el punto G existe realmente o que se trata de una parte del clítoris», revela.

 

Reply