no comments

¿Cuál es la diferencia entre el running y el jogging?

Todos sabemos que correr es bueno para la salud. Un estudio publicado el año pasado en la revista científica ​Progress in Cardiovascular Disease​ lo demuestra. Los resultados de la investigación fueron contundentes: las personas que corren tienden a vivir hasta tres años más que las que no lo hacen.

Además, el estudio concluyó que correr durante de una hora puede significar -a la larga- siete horas más de vida, así que basta de pensar que correr es una pérdida de tiempo. Sin embargo, no tendría sentido pasar toda la vida corriendo para convertirse en inmortal; los expertos han calculado que estos beneficios se obtienen con unas cuatro horas de correr a la semana. No pasa nada si corres más horas, pero no tendría el mismo impacto que las cuatro horas requeridas para disfrutar de los beneficios.

Sin embargo, los beneficios no se detienen ahí, ya que esta actividad también contribuye a tener el cuerpo en forma que todos queremos. En promedio, corriendo a 10 kilómetros por hora durante 30 minutos, es posible quemar unas 320 calorías. Así que este ejercicio es un gran aliado para las personas que busquen perder peso.

La misma investigación ha comparado correr con otros tipos de ejercicios, como caminar o practicar ciclismo. Aunque también tienen efectos positivos, correr fue considerada la actividad que más contribuye a la salud.

Sin embargo, en los últimos años, han surgido dos conceptos relacionados con la actividad de correr: ‘running’​ y ​‘jogging’​. Algunas personas piensan que ambos términos implica lo mismo e incluso hay quienes se enfadan con las personas que lo creen así. Y entonces, ¿son lo mismo o no lo son?

En este artículo te enseñaremos la diferencia.

El running consta de metas y entrenamientos rigurosos

El ​running​ es una actividad que realizan las personas con objetivos bien definidos, que quiere mejorar sus marcas y participar en competiciones, desde los diez kilómetros hasta el maratón. Se entrenan con un régimen o programa estructurado, cumpliendo un plan de entrenamiento específico para lograr los resultados que inicialmente estipularon.

Practicar running también suele implicar un entrenamiento para ganar velocidad y utilizar un reloj GPS para medir las distancias de forma rigurosa, teniendo en cuenta los latidos del corazón y la velocidad de desplazamiento. Al final, todos los detalles importan y los corredores se comprometen a dar lo mejor de sí mismos en sus entrenamientos.

En el jogging lo más importante es disfrutar del momento.

Jogging”, por otro lado, consiste en correr a un ritmo más lento y pausado, sin pensar en tiempos o distancias de recorrido, ni tener objetivos trazados – bien sea a nivel deportivo o de salud -. A grandes rasgos, las personas que practican jogging no lo hacen para establecer récords personales o prepararse para competiciones. Se trata mucho más de disfrutar de la vista y de los alrededores. En otras palabras, es ante nada una actividad recreativa. De modo que controlar los ritmos y las pulsaciones cardiacas no es algo necesario.

Así que si tu deseo es mantener tu cuerpo sano, hacer jogging es perfecto para ti. Si el objetivo, en cambio, es quemar grasa o mejorar tu rendimiento deportivo, el running es más efectivo.

Reply