no comments

Beneficios de las vitaminas para la piel

Beneficios de las vitaminas para la piel

 

Las vitaminas son compuestos heterogéneos esenciales en el metabolismo y necesarios para el crecimiento y para el buen funcionamiento del cuerpo. Las funciones que cumplen las vitaminas y sus aportes son tan importantes como numerosas.

Hoy hablaremos de un aspecto en particular: el valor que tienen las vitaminas para nuestra piel.

 

Las vitaminas se clasifican de acuerdo a su solubilidad: si lo son en agua hidrosolubles o si lo son en lípidos liposolubles. En los seres humanos hay 13 vitaminas, 9 hidrosolubles (8 del complejo B y la vitamina C) y 4 liposolubles (A, D, E y K). A continuación el detalle de las vitaminas que ayudan a mejorar la piel y la clasificación según el alimento en el cual se albergan.

¿Qué efectos producen las vitaminas en la piel?

Vitamina A

Auxilia a la piel para que ésta luzca más suave y elástica. También la mantiene hidratada.

 

Vitamina B

Consumiendo alimentos con esta vitamina notaremos sustanciales mejoras en la piel: ésta se verá radiante, sonrosada y sana. La ausencia de vitamina B en nuestro organismo puede producir algunas condiciones negativas de la piel.

Vitamina C

También contribuye al buen mantenimiento de la piel: la vuelve sana y joven, le da firmeza. Además ayuda a la formación de colágeno y también a eliminar manchas.

Vitamina D

Mantiene los huesos sanos y ayuda a asimilar otros nutrientes vitales. Al exponernos al sol el cuerpo también produce vitamina D.

Vitamina E

Este nutriente está considerado como uno de los antioxidantes más poderosos. Ayuda a la formación de células, protege la piel contra los rayos ultravioletas, previene el daño celular en la piel y más.

Vitamina K

La vitamina K consigue que la sangre coagule. En cosméticos ayuda a revitalizar la piel y a quitar las ojeras.

¿En qué alimentos las encontramos?

 

Vitamina A: leche, pescado, zanahorias, camotes o batatas, calabazas o zapallos, mangos, espinacas, melones.

 

Vitamina B: leche, cereales enteros y variedad de frutas y verduras.

 

Vitamina C: frutas cítricas, espinaca, pimientos o chiles, brócoli, coliflor, fresas, lechuga, repollo, papayas, tomates, piñas.

 

Vitamina D: leche, aceites de pescado, salmón, camarones o gambas y huevos.

 

Vitamina E: aceites vegetales, nueces y semillas crudas y ajonjolí.

 

Vitamina K: vegetales de hoja verde, leche, hígado y cerdo.

Reply