no comments

Los mejores alimentos para cada comida del día

Los mejores alimentos para cada comida del día

Para mantenerse sano, nuestro organismo necesita recibir un determinado tipo de alimento por la mañana, otro al mediodía, y un tercero por la noche. ¿Sabe usted cuál es cada uno?

 

Cuando hablamos de nutrición sana, asociamos el concepto de equilibrio, entendiendo por él a la ingesta de la más variada gama de alimentos, frescos y secos, preferentemente no refinados. Una dieta que cumpla estas características, debe además tener una correcta combinación de los ingredientes que componen cada ingesta. En resumen: no es solamente importante lo que se come, sino también cómo y cuándo.

 

El cuándo se relaciona al proceso de la higiene natural, que consiste en la continua lucha del cuerpo por mantenerse sano, objetivo que logra despojándose de los desechos tóxicos. La higiene natural se divide en tres etapas de ocho horas, que deberían distribuirse de la siguiente manera:

 

  • La primera: Desde el mediodía hasta las 20 horas, se denomina etapa de Apropiación; en ella se realiza la ingestión y digestión de alimentos.
  • La segunda: Desde las 20 hasta las 4 horas, llamada etapa de Asimilación, en la que se realiza la absorción de nutrientes;
  • Por último: Está la etapa de Eliminación de los desechos.

Relación entre los alimentos que ingerimos y las etapas de la higiene natural. 

  • Durante la etapa de Eliminación: Es conveniente ingerir frutas frescas o los jugos de las mismas, pues por ser de muy rápida digestión, no interfieren con la función que nuestro organismo debe cumplir.
  • Durante la etapa de Apropiación: Es el momento de incorporar las comidas más sustanciosas y completas, basadas siempre en una correcta forma de combinación de los alimentos.
  • En la etapa de Asimilación: Daremos a nuestro cuerpo el merecido descanso para concentrar nutrientes.

 

Conociendo en una forma muy general cómo funciona nuestro organismo para mantener su higiene natural, es conveniente conocer cómo combinar los alimentos naturales en nuestra dieta, para mantener un elevado nivel de salud física y anímica, que nos permita desarrollar la actividad diaria con vitalidad y optimismo.

 

La primera gran regla es:

 

1)         Separar los alimentos que contienen almidón de las proteínas de origen animal.

 

2)         Que el 50% de los alimentos diarios ingeridos sea a base de frutas frescas, vegetales y ensaladas en su más amplia variedad.

 

3)         Eliminar los alimentos procesados y/o refinados.

 

La segunda gran regla es comer todos los días:

 

1)         Una comida Alcalina (casi todos los lácteos, salvo los quesos, y las frutas no ácidas).

 

2)         Una comida a base de Proteínas (de origen animal).

 

3)         Una comida a base de Almidones (cereales y legumbres).

 

Con estos conocimientos de base, podemos comenzar a probar una forma distinta de alimentarnos, que permita de a poco mejorar nuestra calidad de vida.

Recetas simples y apetitosas, para comenzar a cumplir con las tres variedades de comidas diarias.

Desayuno alcalino: 100 gr. de yogurt natural, 1/2 manzana deliciosa mediana rallada, 1 banana chica en rodajas y 1 cucharada de almendras picadas. Mezcle todo en una compotera y acompañe con un vaso de jugo de naranja recién exprimido y una infusión de té de menta o frutado.

 

Almuerzo proteico: omelet de 2 huevos con 200 gr. de queso fresco semi descremado más una ensalada de espinaca cruda con champiñones fileteados y una cucharada de queso parmesano o gruyere rallado, condimentada con aceite de oliva, salsa de soja fermentada y pimienta de molinillo.

 

Cena con almidones: 120 gr. de spaghettis integrales cocidos al dente. 1 atado de rúcula de primer corte. 2 dientes de ajo machacados. 1 cebolla de verdeo pequeña picada. 1 hoja de laurel. 1 guindilla pequeña. Aceite de oliva. Sal y Pimienta. Verter en una sartén fría 2 cucharadas de aceite más el ajo, el laurel y la guindilla. Llevar al fuego de la hornalla y en cuanto comiencen a emanar los perfumes, añadir la rúcula y la cebolla. Sazonar con sal y pimienta a gusto y verter los fideos. Mezclar con tenedor y cuchara de madera y, si ya se es experto, sartenear la preparación hasta que todo esté bien caliente. Acompañar con dos tostadas de pan de centeno.

 

Nota: Si puede, use sartén de aleación pesada de aluminio o ferrosa, con antiadherente templado, que no se descascara, lo que le permitirá obtener excelentes resultados en las cocciones con muy bajo contenido de materia grasa.

 

Durante la etapa de Eliminación, es conveniente ingerir frutas frescas o los jugos de las mismas, pues por ser de muy rápida digestión, no interfieren con la función que nuestro organismo debe cumplir. En la segunda etapa, de Apropiación, es el momento de incorporar las comidas más sustanciosas y completas, basadas siempre en una correcta forma de combinación de los alimentos. Por último, en la etapa de Asimilación daremos a nuestro cuerpo el merecido descanso para concentrar nutrientes.

Reply